Precios en Lisboa

¿Sabes cuánto dinero cuestan las cosas en Lisboa? Aquí te lo decimos para que calcules tu presupuesto.

¿Has pensado ya cuánto dinero necesitas para tu viaje a Lisboa? ¿Conoces el coste medio de vida en la ciudad portuguesa? Portugal es conocida por sus precios asequibles, por lo que si vas a viajar con un presupuesto reducido podrás hacerlo de una forma más holgada que si lo hicieras a otros destinos como París o Londres.

Por el contrario, si con lo que cuentas es con un presupuesto abierto Lisboa te abrirá la puerta a múltiples posibilidades.

Para que puedas prever el dinero que se necesita para hacer un viaje a Lisboa aquí recogemos, de un vistazo rápido, los precios que manejarás durante tu visita a la capital portuguesa.

 

Precios en Lisboa: alojamiento, transporte, comida…

 

Moneda

En Portugal la moneda oficial es el euro (€),  que se divide en 100 céntimos. Las monedas tienen un valor de 1, 2, 5, 10 y 50 céntimos de euro, 1 y 2 euros. Los billetes, que se diferencian por su tamaño y color, son de 5, 10, 20, 50, 100 y 200 euros.

En Lisboa, también podrás pagar con tarjeta de crédito, las más utilizadas son: Visa, American Express, Diners Club, Europay/Mastercard, JCB, Maestro.

Si lo necesitas, te aconsejamos que lleves dinero cambiado desde tu país de residencia. Sino siempre podrás cambiar en los bancos, abiertos al público de 8:30 a 15h de lunes a viernes o en las casas de cambio con un sobrecoste.

 

Alojamiento

Entre la amplia oferta de establecimientos hoteleros que existen, los hostales y B&B han llegado a la ciudad para quedarse. Algunos, ubicados en espectaculares edificios históricos rehabilitados, harán de tu experiencia en Lisboa algo inolvidable. El precio medio en este tipo de alojamientos oscila entre los 15 y 40 euros dependiendo de la ubicación, temporada y del tipo de habitación que elijas: privada o compartida.

Por otro lado, si prefieres alojarte en hoteles aquí las opciones también son tremendamente variadas pero el precio también es más elevado. Generalmente de los 100 euros en adelante.

La oferta alojativa se concentra principalmente en torno a los siguientes barrios: Alfama, Chiado y Barrio Alto, Baixa, Belém y Parque de las Naciones. Ten en cuenta que en estos dos últimos, por su lejanía, necesitarás depender más del transporte para conocer el resto de la ciudad.

Desde el año 2016 la capital portuguesa cobra una tasa turística única de 1€ por persona y noche, indistintamente de la categoría del hotel.

 

Transporte en Lisboa

El precio del billete sencillo en Lisboa es de 1,45€ al que, la primera vez que adquieres uno, tienes que sumar 0,50€ que cuesta la tarjeta VIVA viagem/7 colinas y en la que se cargan los billetes que compres. Esta tarjeta también se puede usar en modo recarga o zapping con una carga mínima de 3 euros, de este modo el precio del billete sencillo es más económico (1,30€).

Los billetes comprados directamente en los diferentes medios de transporte público cuentan con los siguientes precios:

  • Autobús: 1,85€
  • Tranvía eléctrico: 2,90€
  • Ascensores de Bica, Glória y Lavra (hasta 2 viajes): 3,70€
  • Ascensor de Santa Justa (hasta 2 viajes y acceso al mirador): 5,15€

También existe el billete diario con una duración de 24 horas y por un precio de 6,30€.

Por otro lado, hay la llamada Lisboa Card a partir de 19€ en tres tipos de modalidades: 24, 48 y 72 horas que, entre otros beneficios, otorga al titular la libre circulación en transporte público además de descuentos para museos, monumentos, lugares de interés e incluso algunas tiendas.

En cuanto al servicio de taxis, si vas a cogerlo desde el aeropuerto, una opción segura y económica es comprar la tarjeta Táxi Voucher, de precio cerrado: diurna 16€ y nocturna 19,20€. Evita colas parando uno en la zona de salidas.

Las tarifas corrientes, a las que habría que sumar las fracciones de recorrido y tiempo, son las siguientes:

  • Durante el día: bajada de bandera 3,25€
  • Durante la noche, fin de semana y festivo: 3,90€

En esta ciudad la ventaja es que el aeropuerto se ubica próximo al centro, por lo que puedes utilizar tanto el metro como el autobús para desplazarte fácilmente. De todos modos, el servicio de Aerobus, con menos paradas, es una opción cómoda y barata por 3,50€.

 

Comer en Lisboa

Los precios, en este sentido, varían y dependen del tipo de establecimiento escogido como es normal. Pero en general Lisboa cuenta con precios muy razonables. Un menú puede costar entre 10 y 15 euros por persona en un bar, en las opciones medias puede rondar los 20 euros y de ahí en adelante en lugares más sofisticados.

Un café expreso en Portugal, popularmente llamado “bica” puede costar menos de 1€ en la barra de un café tradicional y un agua o una cerveza puede rondar entre 1 y 1,50€.

La Asociación de Turismo de Lisboa ofrece también la tarjeta Lisboa Eat & Shop. Durante 72 horas y por 6€ proporciona descuentos en más de 100 establecimientos comerciales y no menos del 10% de reducción en más de 30 restaurantes, incluidos en los que se dan actuaciones en vivo de Fado.

 

Entradas a museos y exposiciones

En Lisboa existen museos y monumentos donde la entrada es gratuita durante todo el año, como es el caso del MUDE (Museo del Diseño y Moda). En otros, generalmente propiedad de Patrimonio Cultural, es gratis el acceso el primer domingo de cada mes aunque diariamente existe algún tipo de descuento o reducción.

Recogemos en esta lista los precios de las principales atracciones turísticas:

  • Torre de Belém: 6€
  • Monasterio dos Jerónimos: 10€
  • Museo Nacional del Azulejo: 5€

Te recomendamos…

Si no te gustaría llevar un susto de última hora lo más correcto es que cuentes con un presupuesto medio para cada día. Es realista establecer un gasto diario que oscile entre los 20-30 euros. Esta cifra cubriría aproximadamente el desayuno, comida y cena, a parte deberías contabilizar el resto de gastos que suponen el viaje a Lisboa.

¡Ojo! Revisa antes si, debido a tu situación personal, tienes acceso gratuito a los museos nacionales cualquier día de la semana.

Una opción muy factible es comprar en los mercados municipales, al mismo tiempo que los visitas y conoces el día a día de los lisboetas, o en los supermercados y tiendas del barrio donde te hospedas.