Dónde Comer

Los mejores restaurantes de Lisboa

Si estás planificando tu viaje a la capital lusa es probable que ya estés pensando en qué vas a comer, cuáles son los platos típicos en Lisboa y todo lo que esté relacionado con la gastronomía característica del lugar. En definitiva, en lo que todos pensamos cuando preparamos un viaje.

La gastronomía portuguesa, lejos de lo que pueda creer mucha gente, es muy rica y variada. Además del bacalao, que todos conocemos como plato típico del país, podrás degustar todo tipo de productos. Desde los que proceden del mar, como toda clase de pescados (no solo de bacalao viven los portugueses), mariscos y arroces caldosos hasta guisos y carnes. ¡Sin que falte la francesinha!

Toma nota de estos sitios que harán las delicias de cualquiera. Recopilamos desde restaurantes baratos para comer en Lisboa hasta propuestas para los más sibaritas, sin olvidarnos del postre.

 

Los mejores restaurantes de Lisboa

 

Cocina portuguesa

Cocina portuguesa

Tasca da Esquina en Calle Domingos Sequeira, 41-C

En una esquina de Campo Ourique se sitúa este restaurante de base tradicional, pero con un toque de cocina de vanguardia. La combinación perfecta. Aprovecha si visitas el Barrio Alto para pasarte por el de Estrela y descubre este agradable local de ambiente desenfadado. Aquí podrás probar tapas típicas portuguesas, sopas frías, ensaladas… y si no te apetece elegir, tu opción es “En manos del chef”.

Provinciana en Travessa do Forno, 23

En el mismo centro de Lisboa se encuentra esta tasca típica portuguesa. Rodeado de locales podrás degustar todo tipo de pescados, entre los que no faltará el bacalao, pero también sardinas, salmón o calamares. En su carta además encontrarás carnes y tortillas. Y ninguno de sus platos por más de 7 euros.

Imperial de Ourique en Correia Teles, 67

Aunque las francesinhas sean un plato más típico de Oporto, en Lisboa también podrás pegarte un homenaje con este tradicional plato. Un sándwich relleno de diversos embutidos, un filete de ternera o cerdo, lonchas de queso gratinado y todo bañado en una salsa picante a base de cerveza y tomate. En algunos sitios lo rematan con huevo frito. En esta taberna el señor João sirve amablemente a los clientes cocina miñota, típica del norte de Portugal. Además de las francesinhas, también hay platos a la parrilla, carnes y pescados, así como feijoada o carne de cerdo a la alentejana.

A Merendeira en Avenida 24 de Julho, 54

Desde hace 35 años este lugar es conocido por su especialidad, el pão com chouriço. Sin ir más lejos cuenta con un menú súper barato (6 euros) en el que además de probar el característico plato, este se sirve con caldo verde, arroz con leche, bebida y café.

Rúa das Flores en Rúa das Flores, 103

Casi siempre abarrotado, coge ánimos para esperar. La buena noticia es que merece la pena. Pídete una botella de cualquier vino típico portugués o un refrigerio, y tómate un descanso en la frenética jornada de turismo. Su carta consiste en productos de mercado y temporada, cada día se cambia por este motivo. Aquí vivirás una incursión en la gastronomía tradicional portuguesa con un toque creativo y contemporáneo.

 

Arroces y mariscos

Cataplana plato típico de Portugal

Cataplana da Gina en Rua Ferreira Borges, 193ª

En este restaurante se prepara otra especialidad portuguesa, la cataplana. Un guiso de pescado o marisco cocinado al vapor en un recipiente de cobre que recibe el nombre de cataplana. También se puede hacer de carne, pero no es lo más habitual. Además de este establecimiento especializado en cataplanas, podrás encontrar otros espacios del mismo grupo como A Gina, en el Parque Mayer, donde se sirve de todo o la hamburguesería A Gina, en plaza da Alegría.

Marisquería Uma en Rua dos Sapateiros, 147

En plena Baixa Pombalina se encuentra esta tasca que, por su aspecto exterior, puede pasar bastante desapercibida. Pero ojo, se considera el mejor restaurante de Lisboa para comer un arroz con marisco. Como se trata de un sitio pequeño, con apenas 7 u 8 mesas, es recomendable que ir con reserva previa. Además de arroz, en su carta encontrarás otro tipo de manjares. Pero por el que destaca es por el arroz caldoso.

Cervejaria O Ramiro en Avenida Almirante Reis, 1

En el barrio de Intendente, a este restaurante se le considera una de las mejores marisquerías de Lisboa, una de las emblemáticas y con precios relativamente asequibles. Destaca por la calidad de sus productos y su frescura. Como broche final a una ración de camarones del Algarve, unos langostinos a la plancha, unos mejillones o unas almejas, por si te quedas con hambre, sirven lo que llaman “o prego no pão” un pequeño bocadillo de carne portuguesa.

 

Otros restaurantes

Mercado da Ribeira-Lisboa

Tapisco en Rua Dom Pedro V, 81

Bajo la dirección del chef Henrique Sá Pessoa, en un espacio acogedor y moderno a la vez, podrás degustar una mezcla de platos portugueses y españoles. Principalmente en forma de tapas y raciones. En definitiva, gastronomía de la Península Ibérica. Con la cocina a la vista, podrás pedir desde huevos rotos o una ensalada de pulpo hasta una esqueixada de bacalao, plato típico de Cataluña.

Mercado da Ribeira en Av. 24 de Julho, 50

Próximo a la estación Cais do Sodré, esta plaza que en un pasado pasó de ser un mercado mayorista a minorista ahora acoge una propuesta que poco a poco va conquistando casi todas las ciudades. Con una oferta variedad de puestos, decenas de ellos, podrás encontrar todo tipo de comidas del mundo y también especialidades portuguesas.

The Decadente en Rua de São Pedro de Alcântara, 81

Este restaurante/bar elegante y tranquilo es perfecto para una pausa durante el día, bien sea para la comida, un brunch de fin de semana, una merienda o un cóctel. Cuenta con una agradable terraza y destaca su cuidada decoración.

Mercado de Ourique en R. Coelho da Rocha, 104

En Campo de Ourique se encuentra este bonito e histórico mercado que abrió sus puertas en 1930. Desde 2013, acoge diversos puestos de comida, desde hamburguesas de carne alentejana, helados artesanales o tapas portuguesas hasta propuestas basadas en carpaccios de todo tipo, pastelerías o cóctels.

 

Pastelerías

Queijadas y travesseiros de Sintra

Antiga Confeitaría de Belém en Rua de Belém, 84

Si existe algún sitio de Lisboa donde se deben probar los pasteles de nata, esta es la Antiga Confeitaria de Belém, conocida como el lugar donde se prepara la receta original, en el barrio histórico de Belém. Cuenta con que puede haber cola. Si te viene mal acercarte hasta aquí, en cualquiera de las pastelerías que te hablamos no tendrás problema para encontrarlos y que estén ricos.

Confeitaria Nacional en Plaza da Figueira, 18B

Fundada en 1829, se trata de otra de las pastelerías tradicionales de Lisboa, casi de visita obligada también. Aquí mantienen viva la autenticidad de la repostería portuguesa junto a la calidad. Muchos de las recetas de los pasteles que encontrarás aquí cuentan con más de 180 años de historia. También es probable que te encuentres con algo de cola.

Bijou do Calhariz en Largo do Calhariz, 2

Fundada en 1927, cuenta con una variada oferta de dulces portugueses, pero sobre todo destacan las Bolas de Berlím. Aquí podrás degustarlas rodeado de un ambiente totalmente local. Desde hace un tiempo se ha unido a la marca Aloma, que recibió el premio a mejor pastel de nata de Lisboa y es posible probarlos también.

Versailles en Avenida da República, 15

Nada más llegar te dejará atónito la decoración y elegancia del lugar. Por esto y otras cosas merece la pena desplazarse hasta aquí. En un ambiente a todo lujo, además de poder atiborrarte a gran variedad de dulces tradicionales podrás aprovechar para comer su menú del día. Funcionando desde 1922 es considerada una de las mejores confiterías de Europa.

 

No te pierdas por Lisboa y encuentra todos estos restaurantes y pastelerías en este mapa.