ticketea travel in Lisboa

Castillo de San Jorge: 5 razones por las que visitarlo

En tu próximo viaje a Lisboa , para comprender mejor la historia de una de las ciudades más antiguas de Europa, además de lugares de interés turístico relacionadas con su pasado histórico como la Torre de Belém o el Monasterio de los Jerónimos una excelente opción es visitar el Castelo de São Jorge.

Visitar el Castillo de San Jorge merece la pena por varias razones, aunque principalmente es la histórica aquí te damos algunas más. Te animamos a que también revises la sección de qué ver en Lisboa de nuestra guía y conozcas otros lugares interesantes de la capital lisboeta.

 

5 razones por las que merece la pena visitar el Castelo de São Jorge:

 

1. Su historia

Historia del Castillo de San Jorge

La fortificación más antigua de este lugar data del siglo II a.C, aunque existan vestigios arqueológicos fechados en el VI a.C. Las excavaciones que se llevaron a cabo permitieron descubrir vestigios de fenicios, griegos, cartagineses y romanos que tienen que ver con el origen de Lisboa y lo que demuestra su constante ocupación desde tiempos lejanos.

En el año 711, Lisboa es ocupada por los musulmanes del norte de África que viven aquí durante 450 años. La capital de Portugal pasa por una auténtica época de esplendor con un fuerte crecimiento económico que se refleja en la construcción de mezquitas, el Castillo de San Jorge o el desarrollo del barrio de Alfama.

La fortificación construida por los musulmanes a mediados del siglo XI fue el último reducto de las élites que habitaban la ciudadela, cuyas casas son visibles en el yacimiento arqueológico. Desde la conquista de Lisboa por Alfonso Enríquez en 1147, el Castillo de San Jorge se adapta para acoger al primer rey de Portugal, a la corte y al obispo viviendo uno de sus períodos más importantes.

 

2. Visita guiada por el Castillo de San Jorge

Murallas Castillo de San Jorge

El precio de la entrada al Castillo de San Jorge no es de las más económicas (8,5 euros) por lo que si te decides a entrar te recomendamos que lo aproveches al máximo y te unas a la visita guiada de 1 hora y 3o minutos por el castillejo, los vestigios del barrio islámico del siglo XI y la exposición permanente que tiene lugar de lunes a domingo a la 13:00 y a las 16 horas.

Entre las 10:00 y las 17:00 horas también podrás disfrutar de una observación comentada de la Cámara Oscura, un sistema óptico de lentes y espejos que capta imágenes en directo y en 360º de los monumentos y zonas populares de Lisboa. Aprovecha para pasear por los jardines y el mirador del Castillo de San Jorge o tomar un descanso en la terraza del Café do Castelo.

 

3. Las mejores vistas de Lisboa

Vistas del Castillo de San Jorge

Debido a su excepcional ubicación, en una de las colinas más altas de la ciudad, desde el Castillo de San Jorge podrás disfrutar de una de las mejores vistas de Lisboa y del río Tajo. Si encima, lo visitas a la hora del atardecer la estampa será todavía más espectacular, una auténtica imagen de postal para el recuerdo. Aprovecha para pasear libremente por su muralla y once torres.

También es posible observar una magnífica panorámica desde la terraza del restaurante que acoge el castillo, Casa do Leão. Aquí, aunque más caro que otros restaurantes de Lisboa, podrás comer en un emplazamiento único y preparar una sorpresa si viajas con tu pareja a Lisboa. Encontrarás más económico el Café do Castelo.

 

4. Elevador del Castillo de San Jorge

Tranvía 28 y Catedral de Lisboa

Una magnífica noticia para ir terminando este artículo es que no necesitarás subir las empinadas cuestas del barrio de Alfama hasta aquí. Coge el elevador para el Castillo de San Jorge en la Baixa Pombalina (Rua dos Franqueiros), que combinado con el que se ubica en el antiguo Mercado do Chão Loureiro te dejará en las proximidades del Castelo de São Jorge de forma rápida, cómoda y gratuita.

Si prefieres un medio de transporte y recorrido más idílico entonces decídete por el emblemático Tranvía 28 .

 

5. El barrio de Alfama

Catedral de Lisboa

Aprovecha que has subido hasta el Castillo de San Jorge para descender la colina dejándote llevar por el laberíntico barrio de Santa Cruz do Castelo y las callejuelas del barrio de Alfama. Visita alguno de los lugares de interés turístico más populares de este barrio como la Catedral da Sé, el Panteón Nacional, la Casa dos Bicos o el Museo do Fado.

Si con la visita al castillo has tenido suficiente para el día de contenido cultural, entonces aprovecha para descansar un ratito en los miradores de Santa Lucia o el de Portas do Sol, compra algo en alguna de las tiendas de diseño o talleres de artesanos o aprovecha para ir a algún restaurante con espectáculo de fado en su barrio de origen.

8 restaurantes de Lisboa donde escuchar fado

Si te gustaría conocer más sobre el pasado medieval de Lisboa y la región, entonces te recomendamos que leas el artículo sobre 5 castillos que visitar en Lisboa y alrededores.

 

Fotos: libres de derechos y www.visitlisboa.com

Déjanos tu comentario…

En las redes sociales

Guía de Lisboa

Visita a Lisboa - Guía de viaje