ticketea travel in Lisboa

5 castillos que visitar en Lisboa y alrededores

El pasado medieval de Portugal ha dejado cantidad de ejemplos de fortificaciones de esta época a lo largo del país. En el caso de Lisboa y su región ocurre lo mismo y con poco que te desplaces, es posible encontrarse con castillos y fortalezas de todo tipo.

Para que puedas aprovechar al máximo tu viaje a Lisboa recopilamos los principales castillos que puedes visitar sin demasiado esfuerzo y para que no haya lugar a pérdida aquí un mapa de estos castillos de Portugal:

 

Ruta medieval por Lisboa: 5 castillos que visitar

 

Castillo de San Jorge

Castillo de San Jorge-Lisboa

Sin necesidad de salir de Lisboa ya es posible visitar una fortificación. Se trata del Castillo de San Jorge, Monumento Nacional y lugar de interés habitual entre los turistas, además de uno de los símbolos de la capital lisboeta. Fundado en los siglos X y XI, consiste en uno de los principales vestigios de la época en la que Lisboa fue un puerto musulmán.

Situado en la colina más alta de la ciudad, a través de las escaleras adosadas a las murallas es posible visitar todo su perímetro y observar una espectacular vista panorámica de Lisboa. En su interior acoge un museo donde conocer en detalle la historia de la capital lisboeta, el Café do Castelo y el restaurante Casa do Leão. Si no quieres desplazarte al menos visita este castillo de Lisboa.

 

Castelo dos Mouros

Castillo de los Moros-Sintra

Muy cerca de Lisboa, entre dos cumbres de la Sierra de Sintra, se ubica esta fortificación militar cuya historia se remonta a los primeros tiempos de la ocupación musulmana en la Península Ibérica, por el siglo X. La principal función de este castillo de Lisboa era vigilar y proteger la ciudad y sus alrededores. Tras varios intentos, fue finalmente conquistado por D. Alfonso Henriques en 1147.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, cuenta con un centro de interpretación enclavado entre rocas y peñascos de madera y arquitectura curiosa donde podrás enterarte de toda su historia; además de taquillas, una cafetería y un cuidado acceso para personas con movilidad reducida.

Se encuentra a tan solo 3,5 kilómetros del casco histórico de Sintra, aprovecha tu visita a esta turística localidad para conocer este castillo de Lisboa pero también otros lugares de interés como el Palacio Nacional de Sintra o el pictórico Palacio Nacional da Pena.

 

Castillo de Sesimbra

Castillo de Sesimbra

Aprovechando la visita a la popular Costa da Caparica, podrás conocer este castillo de Lisboa que ofrece unas espectaculares vistas a la bahía de la localidad de Sesimbra, la península de Tróia, los estuarios del río Tajo y Sado y el Cabo Espichel. Este lugar siempre estuvo habitado, su fundación es incluso anterior a la nacionalidad portuguesa, pero no fue hasta el dominio musulmán cuando se promovió la construcción del Castillo de Sesimbra.

Mandado reconstruir por D.Sancho I en estilo románico durante el terremoto de 1755 sufrió una gran degradación. En los años 30 y 40 el Estado lo restauró y le dio la apariencia actual. Aquí además podrás visitar el Museo Arqueológico de Sesimbra y la iglesia de Santa María do Castelo de 1160.

 

Castillo de Palmela

Castillo de Palmela-Portugal

Del Castillo de Sesimbra podrás saltar al de Palmela, al encontrarse separados por una distancia de solamente 30 kilómetros. Se ubica en lo alto del Parque Natural da Arrábida, por lo que las vistas del entorno son de escándalo. Se trata de un lugar de difícil acceso y, por este motivo, ideal para vigilar y defender el territorio.

Si alguna vez has tenido la ilusión o fantasía de dormir en una fortificación, en este castillo de Lisboa podrás hacerlo. Si se te escapa un poco del presupuesto -las habitaciones suelen rondar los 100 euros- por lo menos, podrás sentirte caballero medieval por un día. La entrada es libre.

 

Castillo de San Felipe

Castillo de San Felipe-Setúbal

Conocido también como Fuerte de San Felipe, se encuentra en la localidad litoral de Setúbal. Te resultará fácil visitarlo junto a los dos anteriores al concentrarse los tres en la región conocida como Península de Setúbal.

Este castillo cerca de Lisboa consiste en una fortificación que se proyectó para defender este tramo del litoral en el siglo XIV. La pequeña capilla de San Felipe, del siglo XVIII, está recubierta, como no podía ser de otra forma de azulejos blanquiazules del techo al suelo.

 

Si te ha servido de ayuda este artículo, te recomendamos que también leas: 5 lugares de Lisboa para disfrutar de sus azulejos y monumentos y calles imprescindibles en el Barrio de Belém.

 

Fotos: www.danieleleoz.com (Castillo de los Moros), wwwhotels2meet.com (Castillo de Sesimbra), www.pousadas.pt (Castillo de Palmela)

Déjanos tu comentario…

En las redes sociales

Guía de Lisboa

Visita a Lisboa - Guía de viaje